Buscar

¿Cómo procesa el cerebro la actividad motora?

Actualizado: mar 10


Las neuronas espejo son un descubrimiento fascinante que además surgió por serendipia, por casualidad. Pero antes de llegar a eso, creo que es bueno que explique cómo el cerebro procesa la actividad motora. En la parte central del lóbulo parietal se encuentra la corteza motora, en esta región diferentes grupos de neuronas inician la actividad motora que acabarán ejecutando el movimiento de nuestras piernas, nuestras manos, nuestra lengua, etcétera. La parte más frontal del giro hace referencia a la corteza motora, que ejecuta el movimiento, y la parte posterior a la corteza somatosensorial, que procesa la información perceptiva que llega desde las diferentes partes del cuerpo. Como ves en la imagen, cada una de las regiones neuronales en esa parte del cerebro procesa la información de un órgano o extremidad sobre la que podemos tener movimiento. A esta correspondencia de regiones neuronales de la corteza con las extremidades se le llama homúnculo y a raíz de él se hicieron representaciones proporcionadas aunque grotescas de lo que representa en nuestro cerebro cada una de las áreas motoras. Por lo tanto, ahora que sabemos cómo y dónde procesamos el movimiento de cerebro, puedo contarte cómo se descubrieron las neuronas espejo.





Los investigadores estaban midiendo la actividad precisamente en el área de la corteza motora que corresponde al brazo. Es decir, un mono llevaba implantado un sensor de actividad eléctrica en la región de la corteza motora que se activa al movimiento del brazo. Los investigadores registraban la actividad de esas neuronas cuando el mono intentaba coger una fruta. Por lo tanto, cada vez que el mono acercaba la mano para coger la fruta, los investigadores esperaban y obtenían el registro de la activación eléctrica de estas neuronas motoras.

La sorpresa vino durante un descanso, ya que el mono no movía sus brazos ni estaba alcanzando ninguna comida. En este momento, vieron cómo había un registro de actividad en esas neuronas que no esperaban que hubiera puesto que el mono no estaba moviendo su brazo. Así es como se descubrió que tenemos unas neuronas que sirven para que ejecute nuestro propio movimiento, y otras muy cerca que usamos para procesar lo que observamos. Más tarde se descubrió que no solamente tenemos neuronas espejo en la corteza motora sino también en la corteza que procesa el lenguaje, y que tienen un rol crítico en el entendimiento.

En cierto modo, las neuronas espejo facilitan que procesemos lo que observamos como si lo estuviéramos haciendo nosotros. Aunque parece que la idea es sencilla de trasladar, las implicaciones psicológicas de este mecanismo son realmente complejas y variadas.





Antes de nada, cabe decir que el descubrimiento de este tipo de neuronas es relativamente reciente y que aún hay muchísima investigación aportando luz sobre este mecanismo. No obstante, parece que hay ciertas funciones de estas neuronas que nos pueden ayudar a identificar conductas favorables para la interacción. Mencionaré sólo algunas que creo que pueden tener interés atendiendo a los objetivos de este curso.

La primera y más evidente, es que las neuronas espejo juegan un papel fundamental en la habilidad para inferir el estado mental de otra persona, cosas como sus creencias, deseos, motivadores. El hecho de que procesemos lo que observamos como si lo hiciéramos nosotros mismos tiene un papel fundamental en esta inferencia. Hablamos de un mecanismo por el cual estamos simulando lo que los otros están haciendo a través de nuestros propios recursos mentales. Esto implica que directamente estamos imaginando lo que nosotros haríamos o creeríamos en el escenario que estamos observando. En otras palabras, cuando una persona nos cuenta algo que le ha ocurrido, de forma automática lo pasamos por el filtro de nuestra experiencia, nos imaginamos estar haciéndolo nosotros, cosa que facilita nuestro entendimiento mutuo y nuestra sensibilidad en situaciones sociales.


Del mismo, las neuronas espejo parecen tener un papel importante en la detección de emociones ajenas, o lo que es lo mismo, en la empatía. Asímismo, se ha detectado que las neuronas espejo tienen un papel importante en el entendimiento de objetivos e intenciones. Dicho de otra forma, se podría decir que son claves en la predicción de las acciones e intenciones de otro individuo.


Como posiblemente también habrás deducido, estas neuronas son cruciales en el desarrollo cognitivo en la infancia. Las neuronas espejo facilitan el aprendizaje, a través de una representación concreta de la acción que se está observando. Esto implica que va a haber una simulación, por repetición interna, que preparara al sistema para la reproducción de esas mismas acciones en un momento posterior. Por eso los bebés miran con tanta atención a sus cuidadores, están aprendiendo, están viendo cosas que después probarán a repetirlo más tarde.


No obstante, estos son tan sólo algunas de las funciones que se están estudiando, hay investigaciones que vinculan que problemas en el funcionamiento de estas neuronas se asocian desórdenes cognitivos como el autismo o, incluso, la esquizofrenia.


En definitiva, las neuronas espejo son un mecanismo que nos permite aprender, entender y simular todo lo que observamos. La persona que se considere líder será la más observada del grupo, así que puedes imaginarte la importancia del valor de la integridad y la coherencia en su comportamiento. A fin de cuentas, un líder es un referente conductual, un modelo de comportamiento, y todo lo que haga será, muy probablemente, repetido más tarde.


Las imágenes han sido extraídas de Wikimedia Commons


0 vistas
Muy de vez en cuando, tan sólo si tú quieres, y hasta cuando tú quieras, te informaré.

Todos los datos que se recolectan en esta página son tratados con la más estricta confidencialidad y compromiso con la privacidad tanto en el cumplimiento de la RGPD (UE) 679/2016 y la LO 3/2018 como con la voluntad de los propietarios de esta página. Nos comprometemos a no transferir estos datos a ningún tercero y a tratarlos con el máximo respeto, seriedad y cuidado que merecen.

Las fotografías han sido realizadas por Marcos Clavero Llorente